viernes, 26 de octubre de 2012

Mc Dojos El efecto Karate Kid, parte 1

Mc dojos. ¿Parte 1? ¿Como la película? Si, haremos 3 partes como en la película, y si, también soy fan de la película.

En 1984 después del estreno en nuestro país de la afamada película que ha logrado postrarse en la cultura popular de los últimos casi 40 años, los dojos de Karate invadieron la ciudad de una manera impresionante, en cada esquina se enseñaba Karate, aparecieron miles de escuelas creadas in so facto para una creciente y atrayente juventud que quería vivir su propia película ¿Cual fue el resultado? La creación de casi 5 organizaciones nacionales que representan al país, lo cual deja muy mal parado a México en competencias internacionales de Karate-do porque en realidad no sabemos quien nos representa y quien es el que merece el campeonato.

Tuve la enorme fortuna de ser enviado por mis padres a entrenar Tae Kwon Do de los 8 a los 16 años, razón por la cual las artes marciales no me son ajenas, las disfruto enormemente a pesar de que no las practico desde hace muchos años.

Hoy con la modernidad nos han llegado infinidad de artes marciales, muchas las comprendemos otras no tanto, pero como espectadores nos satisface verlas, el morbo de una pelea, es igual de emocionante que acercarse de manera vouyerista y observar lo prohibido, explicación simple para comprender porque los deportes de contacto directo (box, artes marciales mixtas) O indirecto (futbol americano, hockey sobre hielo) Tienen tanto publico.

Artículo realizado por Skull Leader


Comencemos entonces con un viaje a comprender estilos, diferencias y conocer información que nos puede ayudar para definir si nos gustan estas artes o si de verdad las apreciamos. Recuerde querido lector que el conocimiento lo hará libre.

Empecemos por separar artes marciales, deporte, defensa personal y mc dojos.

¿Mc dojos? ¿Como las hamburguesas de cartón tan populares con su pelirrojo y desconcertante payaso? Así es, pero empecemos por lo primero; las artes marciales.





Intentar averiguar la región donde surgió la primer arte marcial, es un absurdo como querer pretender averiguar a que región se le atribuye el descubrimiento del fuego. Pese a que el hombre por naturaleza es violento, el mismo prefiere la paz a la guerra. Las inscripciones egipcias ya aluden a un sistema de combate sin armas y se remontan al año 4000 A.C.


Lo que si podemos asegurar es que las artes marciales orientales tienen su base en China, aunque no se descarta la hipótesis de la India, en la cual un príncipe en base a la observación de los movimientos de los animales, ideo hace 5000 años A.C. un sistema que luego se denomino Vajramushti, palabra que significa "uno cuyo puño cerrado es duro".Este tipo de sistemas hindúes son los que pudieron haber enseñado a los monjes shao-lin, que a su vez lo combinaron con sus propias enseñanzas para lograr lo que conocemos ahora.



Ahora bien lo que si sabemos es la etimología de la palabra. El término artes marciales se deriva de los caracteres hechos por chinos wu shù y wu yì. Aunque en un inicio se le conoce como artes militares (wu yì) pronto se ve necesario abrir el contexto de la idea cuando la guerra no fungía como principal catalizador para aprenderlas es el momento donde se asume wu shù, arte marcial. Empieza a caer la desinformación a la cual somos expuestos ya sea por películas o por malas traducciones, el wu-shu no es un arte marcial, lo que sucede es que siempre lo vemos combinado wu-shu kung-fu, algo así como arte marcial kung-fu.

Sabemos ahora que lo marcial viene de ser una táctica militar, pero ¿El arte? El arte es el concepto que engloba todas las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una visión sensible acerca del mundo.

En este sentido el arte se hace presente cuando los movimientos corporales se vuelven estéticos, no se trata solamente de una técnica de defensa personal, ni de un combate cuerpo a cuerpo (como el box por ejemplo) Es tan importante la estética de los movimientos como su efectividad como defensa o ataque, las técnicas deben de ser tan bellas como cuando se ve a un tigre correr. Los movimientos simulan mas a una danza que a un combate pero pueden ser tan efectivos para tal caso, esta visión estética logro que se llamen artes marciales.

Además que estas artes pretenden armonizar mente, espíritu y cuerpo, cumpliendo su propósito ancestral de ser un medio para repeler las agresiones (armadas o no).
México tuvo el privilegio de acceder mucho antes del efecto karate kid al conocimiento de estar artes debido a una serie de migraciones de los países orientales a nuestro país (también le debemos los cacahuates japoneses a este particular sintoma de la sociedades modernas) Pero no fue sino hasta 1985 donde los dojos se hicieron mas evidentes. Si bien es cierto que el Karate es popular entre nosotros, lo es más el Tae Kwon Do. Aunque debido en muchas ocasiones a la falta de conocimiento, se suele confundir un arte marcial con otro, y en un principio las escuelas de Tae Kwon Do eran conocidas como escuelas de Karate coreano.

Las artes marciales que más conocemos son orientales aunque en mitad de la década de los noventa en el siglo pasado, un arte marcial brasileño llamo nuestra atención, la capoeira.

La capoeira es una mezcla de danza, estética, acrobacia y tácticas militares, es decir constituye todas características para ser considerada un arte marcial, con el plus de que tiene un ritmo candente muy característico de los pueblos de America por nuestra cercanía con África. Este arte nació por la necesidad de los africanos de entrenarse para una rebelión en contra de sus tiranos europeos que no les permitían por supuesto entrenar ni bailar.

¿Y México? Pues existen escritos antiguos con técnicas militares con las cuales se entrenaban a los soldados jaguares o águila, en el caso de los aztecas, pero fue tal la destrucción de la mayoría de los pergaminos que poco o nada se sabe de esas técnicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.