viernes, 26 de octubre de 2012

La reina en México: La Cumbia

 La reina en México: La Cumbia. La razón por la cual no se incluyo un subtexto de la cumbia en México en el otro artículo, es simple. La cumbia en nuestro país tiene su propia historia e identidad. La llegada de este genero a nuestro querido país vino de la mano de Luis Carlos Meyer, figura colombiana radicada en Nueva York después de su gran fama en Colombia y Venezuela, su paso en México vendría a cambiar y a matizar la canción popular mexicana.

Los ritmos afro antillanos siempre fueron muy populares en nuestro querido país, de sobra se sabe que ritmos como el cha-cha-cha o el mambo tuvieron una enorme aceptación en nuestro país, nosotros regresamos el favor llevando el bolero a Cuba, y después ellos nos lo regresaron con nuevas formas musicales. Sin embargo no es hasta los años 50’s cuando se populariza la cumbia en nuestro país de mano de - Los cometas- nada que ver con Mickey Laure, la popularización de este grupo se debió principalmente al uso de las canciones del gran Chava Flores, a las cuales les cambiaron el ritmo a uno de cumbia. Y algunas aun las conocemos en esa versión como “El gato viudo”.



Por más que nos sea ahora tan normal escuchar una cumbia, no fue sino hasta los años 60s con la llegada de diversos grupos como -Los corraleros del majagual- que la cumbia llegaría a nuestros oídos.



La razón principal para el desarrollo de este ritmo en nuestro país fue la compra por parte de Discos Peerles del catalogo de Discos Fuentes, esta ultima fue la compañía por excelencia en Colombia, lo que dio oportunidad a los mexicanos de empaparse de la cultura colombiana que a saber de los conocedores se dice que ambas culturas modernas son muy parecidas.
Artículo realizado por Skull Leader

La influencia del rock & roll y nuestra cercanía con el país vecino logro la electrificación de la cumbia con uno de los aportes mas significativos que aun hoy se establece como principal la guitarra eléctrica es aquí donde desaparece el tradicional acordeón por una guitarra que funge tanto en ritmo como en “solos” en vez del acordeón logrando su peculiar sonido lejos del colombiano. Es tan importante este aporte que actualmente es imposible escuchar una cumbia sin una guitarra eléctrica no importa en el país donde se toque.

Otro cambio importante nacido por la necesidad de parecerse más a un grupo de rock, es eliminar los tambores y cambiarlos por una moderna batería. El golpe final para la popularización del ritmo viene de mano de la sociedad establecida que condena al rock pero aplaude los ritmos afro latinos. Entonces para los jóvenes de la época es muy fácil verse y formar grupos de rock pero tocar cumbias. Así no son condenados pero de alguna manera son modernos.

La base entonces se forma como un cuarteto de rock, bajo, batería, guitarra y un cantante que refuerza el sonido latino con un güiro.

Aun quedaba un problema, trompetas, trombones o flautas eran exigidos para darle mayor “sabor”, la tecnología una vez mas aparece para salvar las cosas y con la llegada de los sintetizadores se corrige este problema con lo que la contundente victoria de la cumbia sobre otros ritmos era inequívoca.

La afluencia de tibiris [ nombre que se les da a los bailes populares en la década de los setenta] Estos eran bailes protagonizados en las colonias mas pobres y populares donde era difícil que alguien tuviera un tocadiscos. La gente que podía tener uno normalmente los rentaba en una verbena popular donde se ponían discos para poder bailar; en un principio era muy caro tener música para bailar debido al costo de los discos, gracias a la llegada de la cumbia ahora era barato conseguir discos, primero por la compra de Peerles y segundo porque los discos se grababan y fabricaban en el país lo que los volvía enormemente consumibles.

Combinadas estas acciones lograron la supremacía de la cumbia sobre todos los demás ritmos. Sin embargo la idea seguía siendo la misma la cumbia mexicana no es cumbia, no es hasta que los argentinos se interesan en la cumbia mexicana que se le da el lugar que le corresponde como una evolución a la tradición colombiana.

En la entre mediados de la década de los noventa y principios del nuevo siglo, el ska toma fuerza como ritmo en nuestro país pero lejos del ritmo jamaiquino, los skatos toman la cumbia y otros ritmos mezclándolos bajo una base de ska; el resultado es contundente esta fusión logra una identidad propia mostrándonos que la cumbia no muere en nuestro país.

La necesidad de la sociedad de ver en su pasado logra un renacimiento y resurgimiento de este ritmo, una nueva evolución determina su actual estado, se elimina la idea de ser un ritmo pasado de moda y “de quinto patio”.

Actualmente y bajo la apabullante evolución (léase con un dote de sarcasmo) de los géneros, la cumbia a renacido desde la lejana Argentina donde se influenciaron de nuestra cumbia – no de la colombiana- y ahora le llaman villeras, cumbias hechas en los barrios pobres argentinos pero que siguen todas las reglas de la cumbia mexicana. En nuestro país grupos que alternan en festivales de rock,la retoman y es escuchada, bailada y recomendada en cualquier sector socioeconómico desde el bar de mayor costo en la zona más rica (hablando de pesos) hasta el microbus que llega a la mas pobre, se escucha la rítmica cumbia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.