viernes, 22 de junio de 2012

Evitar un Divorcio Inminente

El divorcio hoy en día es más común que los matrimonios en sí. La mentalidad del mundo actual es de tirar a la basura lo que no sirve. Estamos en un mundo de desecho. Ante los primeros problemas en el matrimonio, el divorcio es la única opción. Muchos matrimonios se pueden salvar .

Usted tiene problemas matrimoniales y ambos han pensando en el divorcio como la mejor solución. Pero, en momentos de reflexión interna, se da cuenta que usted ama a su pareja. Llega a la conclusión de que tiene que tomar medidas drásticas para salvar el matrimonio: evitar el divorcio.
Que es el divorcio. El divorcio es la disolución formal del matrimonio, mientras que, en un sentido amplio, significa el proceso que tiene como intención dar a término una unión conyugal.

El divorcio no es la respuesta en un alto porcentaje de las parejas que están pasando por una crisis matrimonial. El divorcio elimina las posibilidades de la reconstrucción de su relación evitando la posibilidad de ser feliz con la persona que usted ama. Antes de tomar esta decisión, debe estar completamente seguro de haber agotado todos los medios y formas para mejorar la relación de pareja.

 Lo más común es que no hay entendimiento de la pareja, sientes que tu esposo(a) no te entiende, no te comprende, no te escucha. Sientes que existe una brecha enorme entre ustedes y las pequeñas cosas molestan al otro, y lo que antes era fácil y divertido, hoy en día es insoportable.
 
Cuando en alguna pareja todo es perfecto y bello, parece que los cambios o problemas nunca sucederán. En los primeros años, existe amor, pasión, atenciones, conquista, y sufren cuando por alguna razón de trabajo, tienen que separarse por algunos días. Lastimosamente, ante una crisis matrimonial, llega el momento que la idea de no ver a tu pareja es mejor para ti, pensando que así evitaras tener problemas con ella.

Cada persona es diferente, cada pareja tiene su propia historia, cada pareja tiene sus propias circunstancias o factores externos que alteran la paz matrimonial. Pero por lo general, en el fondo siempre sucede que uno o ambos cónyuges piensan que es imposible convertir la relación en algo que puede florecer nuevamente, y que no existe la esperanza de recuperar el amor perdido de la otra persona, finalmente cruzando por su mente la idea del divorcio, en lugar de pelear y discutir una y otra vez.
 
A veces, y en algunos casos, el divorcio es probablemente el mejor camino a seguir por las parejas, ante una situación desesperada. Violencia física y psicológica por un largo tiempo, pueden ser razones válidas para solicitar una demanda de divorcio. En cambio, si usted es una de las muchas personas que aman a su pareja, siente aun la esperanza de salvar el matrimonio, y desea continuar con la reconstrucción de la relación que tiene con su pareja, es el momento de que aflore su personalidad, confianza, determinación y capacidad para recuperar el amor de su pareja, y solidificar el matrimonio por muchos años.

Las buenas relaciones empiezan y se basan con una buena comunicación, es casi seguro que alguna vez usted mantuvo una excelente comunicación con su pareja, entonces, es muy probable que pueda recordar los días en que no tenía suficiente tiempo con su esposo(a) para hablar de todos los planes que tenían para su vida y para compartir sus pensamientos.

¿Cuánto tiempo dedica usted a su pareja y viceversa para hablar de ustedes? ¿Cuántos años han pasado desde la última vez que tuvo un intercambio de comunicación realmente bueno? ¿Cuándo fue la última vez que hizo algo para conquistar a su pareja? ¿Cuándo fue la última vez que le dijo “te amo”? ¿Cuándo fue la última vez que pasaron una tarde juntos, sin importar los problemas?


Al momento de estar inmerso en una terrible tristeza a causa de un divorcio inminente del cual usted no quiere, le recuerdo antes que nada que usted esta vivo, es una persona importante, con proyectos por cumplir.

Posiblemente, ustedes estén dañados por el enemigo número 1 de las parejas: la rutina normal de la vida cotidiana y sus actividades diarias son diversas, y simplemente olvidó la forma correcta de administrar el tiempo, para darle el espacio a su pareja, para conquistarla, convivir con ella y proyectar juntos una vida larga y duradera. Prevenir o detener el divorcio, significa que usted tendrá que replantearse la manera de comunicarse y convivir. Tiene que tener tiempo, compromiso, ganas y deseo por supuesto.

La comunicación, confianza, compromiso, verdad, honestidad son factores clave para mantener el amor a tu lado por un largo tiempo. La buena comunicación no es tan difícil de conseguir y es vital para la prevención de un divorcio, es fácil lograrla, solamente se requiere determinación para llevarla a cabo. En el convivió de pareja, los temas de conversación pueden ser temas variados.
Un error de las parejas de la actualidad, es el olvido de los temas concernientes a la pareja, en el presente y en el futuro. No planean su futuro adecuadamente, le dejan a la rutina las cosas. También no existe la plena confianza de tratar ciertos temas con su pareja, por temor a una pelea, a un reproche, a un mal momento, dejando que las cosas sigan su cauce, pero irremediablemente llegará el momento que las cosas se saldrán de control, cuando eso, pudo evitarse mediante una comunicación en el justo momento necesario.

Para todo existe un momento, y el momento de planificar o proyectar una vida junta, lo dejan  de lado. Entre los dos, deben analizar las metas, el avance que han tenido, las causas de su retraso, etc.

Hable de las cosas que desea planificar o hacer durante el próximo mes o dos. La planificación de las vacaciones de verano es un buen tema, pero sólo si los dos están con ganas de ir, y si ambos están participando activamente en la planificación de las vacaciones.

Ante un divorcio inminente, con una persona que usted ama y siente que vale la pena pelear por ella, hágalo. , visiten un lugar que no conozcan, un restaurante, un hotel, otra ciudad, con la única finalidad de intentar salvar el matrimonio.

Ante todo poner como regla que se tratara de una plática de adultos, con la finalidad de reconstruir la relación de pareja. El objetivo de esta charla, es encontrar las causas reales que han ocasionado el posible divorcio. Una vez que las causas están sobre la mesa, analizarlas y determinar si existe una solución. Deben tener en cuenta, que las causas pueden ser dolorosas, pero, precisamente están allí para darle solución al problema .

La madures, inteligencia y objetivad deben estar presentes en la pareja para aceptar los errores cometidos y entender a la pareja, o en su defecto, perdonar y continuar adelante. Si una persona no esta dispuesta a charlar, aceptar los errores cometidos o perdonar, en estos casos, siento decirlo que el divorcio es el camino final. Y sea cual fuere el resultado de esa plátique, debemos aprender de todas las experiencias y entender que antes del matrimonio, es donde se debe dejar en claro muchas cosas. Muchos matrimonios se pueden evitar, si las parejas comprendieran la responsabilidad y todo lo que envuelve un matrimonio.
Debe entender que se trata de una segunda y posiblemente última oportunidad, por lo cual, la pareja esta comprometida a corregir los errores, ver para el presente y futuro, con la intención de reconstruir y recuperar el tiempo perdido. Reconstruir es difícil, pero con deseos, amor, y actitud se puede lograr. Definitivamente las parejas deben reinventarse con el tiempo, impedir que la rutina los mate, y fortalecer la unión mediante las causas que se han mencionado en este artículo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.