jueves, 14 de junio de 2012

Consejos para ser un Buen Negociador

Ser un buen Negociador es una habilidad que al igual que las tácticas diseñadas para la guerra debe ser perfeccionada. Es importante estar mentalmente preparado para ganar. El negociador debe adelantarse a los acontecimientos para estudiar en fracción de segundo la mejor decisión y ganar la partida.

Es importante estar mentalmente preparado para ganar. Antes de llegar a la mesa de negociaciones, se debe tomar la decisión sobre el camino que se va a tomar .

El tener una actitud positiva y mostrar una fuerte determinación, será de gran ayuda en adquirir un sentido de confianza y autoestima. Ponga a un lado las dudas que pueda tener sobre su propia capacidad,  y camine hacia adelante dispuesto a ganar a toda costa.

Por supuesto, para triunfar en el mundo de los negocios (y en la vida personal), debe estar uno preparado.

Algunos de los consejos clave para una negociación exitosa de suma importancia son los siguientes: analizar y estudiar los puntos en común, la presentación de argumentos claros, ser innovador y estar abierto a varias opciones, concentración absoluta  en el problema que se trata, proponer alternativas para encontrar una solución clara en la cual las partes involucradas estén satisfechas.

Otro punto importante consiste en ser totalmente claro acerca de su resultado preferido. Sin embargo, en la parte interior de su mente usted debe estar dispuesto a comprometerse hasta cierto punto.

Un buen negociador es un excelente comunicador y entiende cómo los seres humanos piensan, sienten, y actúan. Usted debe ser capaz de hacer amistad con las personas sentadas al otro lado de la mesa de negociaciones.

Usted debe saber cuándo hay que empujar con fuerza, cuando se puede aceptar un compromiso, y cuando alejarse. Un negociador es en muchos aspectos un artista que necesita una gran cantidad de creatividad para dirigir las negociaciones a una conclusión satisfactoria.

El éxito de los negocios o empresas para cerrar contratos millonarios o simplemente, negocios con otras empresas o particulares que les generen dinero en buena medida, depende de los negociadores y su capacidad para convencer de que ellos tienen la solución ideal a sus problemas.

A continuación , muestro algunas breves tácticas de negociación que pueden ser utilizadas:



  • Centrarse en el problema o asunto a negociar. Los argumentos lógicos son la clave para las negociaciones tranquilas.

  • Es importante ser firme pero amable al cuestionar o en la presentación de un punto.

  • Es evidente en destacar las ventajas y desventajas.

  • Sea paciente y dejar que el proceso de negociación siga su curso.

  • Ponga su ego a un lado y concéntrese en el asunto en cuestión. Se trata de encontrar una solución amistosa que no es importante para la autoestima o la posición. Al cerrar el contrato o terminar la negociación a nuestro favor, nuestro ego será recompensado.

  • Nunca amenace o intente manipular deshonestamente el asunto. Para mí, esto es totalmente inmoral e injusto..

  • Trate de encontrar soluciones que sean de interés para la otra parte y no en deseos individuales. Lo mejor es tener en cuenta cualquier situación en su conjunto y no desde un punto de vista personal.

  • Evite las trampas psicológicas y tener la magnanimidad de admitir cuando se equivoca. Ser abierto de mente. La autocrítica y el aceptar comentarios de otras personas, le brinda mayor fortaleza consiguiendo el respeto de la otra parte de la negociación.

  • No acepte las soluciones débiles y debe tratar de negociar una solución plausible. Las medidas temporales no son lo que usted necesita. Una solución permanente es la mejor opción.

  • Darle importancia al valor del tiempo, horarios y plazos de entrega. Un buen negociador no se anda por las ramas o adopta tácticas dilatorias o pierde el tiempo hablando de asuntos mundanos. Debemos ser profesionales y atacar el asunto desde un principio.



La mayoría de los seres humanos son negociadores de nacimiento. La mayoría de nosotros, consciente o inconscientemente hacemos lo que tengamos que hacer para encontrar nuestro propio camino en la vida. El arte de la negociación lo podemos mejorar mediante una preparación total del entorno que envuelve al asunto a tratar. Un análisis de alternativas, posturas, pensamientos, posiciones, antecedentes y características del asunto y de los involucrados, nos garantiza en alta medida, éxito en la negociación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.