lunes, 4 de junio de 2012

Consejos Para Elevar la Autoestima: Lecciones de Vida

Hoy en día dos de los grandes problemas que afectan a la humanidad son el estrés y la baja autoestima. En este articulo no solo te daré consejos para elevar la autoestima, aprenderás importantes pensamientos de motivacion.

Hace unos días comí con un compañero de trabajo, a raíz de esa plática, me alentó a escribir este artículo. Mi compañero me revelo que tuvo graves problemas emocionales, debido a una autoestima reducida. “Todo mundo me dice que estoy muy delgado, me siento muy mal por eso”. Diferentes personas presentan insatisfacción con alguna parte de su físico.

Ellas no están a gusto con el, sintiendo un nivel de inferioridad como seres humanos, afectando su desempeño laboral, profesional, familiar, social y personal, obteniendo daños colaterales, en algunas ocasiones, irreversibles. Lastimosamente, los comentarios tanto de mala fe, como aquellos que se hacen por crear un “ambiente agradable” entre amigos, familiares y compañeros de trabajo afectan aceleradamente la autoestima, estimados .

La baja autoestima no solamente se puede relacionar con insatisfacción con alguna parte de nuestro físico. La baja autoestima la relaciono con la insatisfacción al no conseguir logros personales. ¿Vale la pena caer en un estado de baja autoestima, dejando de lado cosas verdaderamente importantes de la vida? ¿Por qué nos afectan los comentarios de otras personas?

Antes de continuar con el tema, quiero compartir dos pensamientos de motivacion que considero importantes. Ellas las relacionare y nos ayudaran para aumentar la autoestima.



Lección de vida número 1

La primera de ellas se refiere al método que debemos seguir cuando tenemos un problema. La forma correcta de encontrar la solución a cualquier problema que tengamos, es relajarnos, calmarnos y mantener nuestra mente lo más coherente y objetivamente posible. Si les dijera que olviden la preocupación sería una mentira. Lógicamente, el sentimiento de preocupación y desconcierto ante los eventos inminentes en algún problema inundan a todo ser humano.

Esto es comprensible. Para ello, debemos actuar de la manera que comente hace un momento. Una vez que estamos calmados, reunirnos con las personas que están involucradas en el problema con la única finalidad de encontrar la mejor solución. Claro, en algunos casos, solo nosotros debemos encontrar el camino adecuado. Podemos sentarnos en una silla, frente a una mesa con algún refresco helado, acompañado de hielos. Una libreta y lápiz también deben estar presentes. Se debe escribir el problema, antecedentes y consecuencias. Posteriormente, documentar todas las soluciones posibles, así como las consecuencias de ellas. Una vez que tenemos escrito todo el entorno del problema, el análisis profundo de cada una de las alternativas posibles de solución, nos llevara al camino que debemos recorrer para eliminar ese problema de nuestra existencia.

En este punto , existen dos posibilidades: la primera es que efectivamente el problema tiene una solución y la hemos encontrado. Solo nos falta ejecutarla. La segunda posibilidad es que el problema no tiene solución. En este caso, debemos aprender de esta amarga experiencia, aceptar nuestra responsabilidad y crecer como seres humanos. Nuestra vida no puede detenerse por una situación de esta naturaleza.

Lección de vida número 2

La segunda lección de vida que deseo compartir es referente al verdadero sentido de la vida. Muchas personas desperdician su vida tratando de encontrar el sentido de la vida, de sus vidas. El verdadero sentido de la vida es vivirla, esto ya lo he comentado en artículos anteriores . El verdadero sentido de la vida es vivirla, así de simple. Disfrutar cada momento de nuestra existencia, valorar lo que tenemos y pelear por lo que soñamos. El fijarse objetivos realistas y alcanzables y luchar día a día por conseguirlos, es lo que le da un sabor especial a la vida. Entender y darle sabor a la vida es algo que no todo mundo lo comprende. Vivimos para ser felices y transmitir dicha y felicidad a nuestros seres amados.



En este punto, regresamos al tema de este artículo. Primero me quiero dedicar al factor del físico. “Estoy en sobrepeso”, “Estoy muy flaco”, “Tengo una nariz prominente”, “No me gusta mi rostro”, “Mi cuerpo es feo”, son algunos comentarios de personas que presentan cierto grado de insatisfacción con su cuerpo. La persona más importante para ti que estas leyendo este artículo eres tu mismo. Para transmitir amor, primero debemos amarnos y aceptarnos a nosotros mismos. Analizando la lección de vida número 2, debemos entender que eres un ser humano valioso, con una cantidad de cualidades y defectos. Una vez que llegas a conocer tu esencia, la aceptas y la amas, tienes todas las armas para convertirte en una persona valiosa, con una energía positiva capaz de conseguir todas las metas y objetivos alcanzables y realistas que te plantees.

Una forma de elevar la autoestima es recurrir a la lección de vida número 1. Vamos a tomar el caso de las personas obesas que les afecta esta condición. Relájate, cálmate y reúne la libreta, lápiz, refresco helado y hielos. Anota tu problema en la libreta. ¿Tiene solución? En este caso, una solución posible es el ejercicio acompañado de una dieta balanceada, asesorada por un nutriólogo. Si esto es factible, hazlo. La autoestima incrementara porque tienes consciencia de que estas en el camino adecuado. Ahora bien, si llegas a la conclusión que tu físico es obeso y que no existe solución alguna, debes actuar tal y como lo indique en esa lección de vida. Debes aceptar que eres así y punto. Debes amarte, y aprender de esta experiencia. ¿Para qué te preocupas de un problema que no tiene solución? Si lo haces, puedes perder el sentido de la vida, lección número 2, olvidándote de cosas importantes que te darán una felicidad incomparable.



Lección de vida número 3.

El valor de una persona es la suma de sus cualidades y defectos, dando por resultado una capacidad para lograr satisfacerse a sí mismo con la consumación de proyectos personales aunada a esa capacidad, una mentalidad positiva para lograr transmitir felicidad a sus seres amados.

¿De qué sirve tener un cuerpo hermoso, si no podemos lograr consumar proyectos y no logramos retener a nuestro lado a un ser amado? ¿De qué sirve tener un rostro bello, si no somos agradables y simpáticos?

Nosotros debemos tener la mentalidad que siempre existirá una persona más valiosa que nosotros mismos. Siempre alguien tendrá un rostro más bello que el nuestro. Siempre existirá una persona con más dinero que nosotros. Siempre existirá una persona con mayores propiedades materiales que nosotros. ¿Tiene solución esta situación? Claro que no, por lo tanto, no debemos preocuparnos de ello. Nosotros debemos explotar todas nuestras cualidades y aceptar nuestros defectos y mejorar los que se puedan, para que “nuestro valor como persona” sea mayor. Las personas que te acepten y te amen, serán bienvenidas.



Aquellas personas que solo se dedican a criticarte e intentar bajar tu autoestima, son personas que en realidad tienen un valor menor que el tuyo. Una persona valiosa no tiene tiempo de fijarse en otros seres humanos para encontrar defectos y realizar comentarios con dolo sobre ellos. Tú vales más que ellas, y al tener un valor mayor, elimínalas de tu vida. Debes elevar tu autoestima. Puedes manejar la psicología inversa con ese tipo de personas: en lugar de bajar tu autoestima, manipula los comentarios a tu favor impidiendo que tengan un efecto negativo en tu autoestima. Una vez que te aceptas y amas, tendrás la salud mental para reírte de ti mismo. Mejorar tu aspecto es imposible, pues acéptalo y trabaja para mejorar en otros aspectos, como el profesional, familiar, social, laboral, etc.

En tu aspecto físico, acepta lo que tienes y ofrece otras cosas valiosas que pueden darte el toque mágico de superioridad o importancia para otras personas valiosas. Si en lo personal, tienes muchos tropiezos, no te des por vencido. Aprende de todas las experiencias y encontrarás el camino correcto en algún momento de tu vida. La salud mental y la salud física son de vital importancia en conjunto con una autoestima alta. Esto dará por resultado el alcance de tus proyectos personales. Te lo garantizo.

Por último, tu autoestima no debe decrementar por los resultados de otras personas. El que una persona cercana obtenga en menor tiempo que tu, logros importantes, no debe ser factor para bajar tu autoestima. Puedes aprender de ellos, pero hasta allí solamente. Lo importante es que estés completamente seguro de tener proyectos establecidos y que tus actividades cotidianas van encaminadas a conseguirlos.

Espero conseguir mi objetivo al escribir este artículo con pensamientos de motivacion: no quiero personas con baja autoestima, tú eres valioso y tu autoestima debe estar en lo más alto para que tengas la capacidad de triunfar en todos los aspectos de la vida. Mucha Suerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.