viernes, 6 de abril de 2012

La pérdida del lenguaje de los dioses

"El inglés es el lenguaje de los caballos; el alemán el de los perros; el francés para los hombres; el italiano para las mujeres; el español para los dioses." Napoleón Bonaparte.

El lenguaje es un ente vivo, cambiante y sobre todo evolutivo los ejemplos mas representativos e incluyentes los tenemos cuando la jerga (un lenguaje particular y familiar que utilizan entre sí los integrantes de un grupo social) y el caló (una forma distinta de decir las cosas que incluye groserías) de un lugar generan un vocabulario nuevo alejado de su lengua madre pero totalmente comprensible a esta.
Es por eso que debemos comprender entonces que su representación grafica -la escritura- también lo es.

Los mexicanos en la evolución de su lenguaje y escritura perdimos la segunda persona del español el poco recordado "vos" que cambio por el actual "tu" en el caso singular y por el "ustedes" en el plural. Esto es solo uno de los pequeños cambios que se han generado en la escritura.

 La pérdida del lenguaje de los dioses


Desde la llegada de la tecnología y con esta misma la mayor globalización de la sociedad, el lenguaje fue, en mi creencia personal, agredido y tuvo que cambiar de manera explosiva hacia las nuevas tendencias. Así empezamos a tener biznes (ni siquiera se si es la manera correcta de escribirlo ya que la palabra se deduce de una palabra americana business) parkeos (ídem la palabra es parking) Hasta traducciones directas que no tienen nada que ver con lo que se esta haciendo; "quemar discos" es perfectamente comprensible como el acto de copiarlos (¿?) nacido de uno de los programas  de mayor afluencia en donde la orden para hacerlo es burn -quemar en ingles-.



La pérdida del lenguaje de los dioses.

Por Skull Leader


Es precisamente en este punto donde la tecnología agredió a nuestro lenguaje y donde nos parece divertido y molesto a la vez que los españoles les llamen ordenadores a lo que claramente es una PC.

La segunda agresión vino de los mensajes de dos vías (SMS) que contenían muy poco espacio y como nuestro lenguaje es rico en palabras empezamos a comunicarnos con palabras incompletas y mensajes que ni en épocas del telégrafo pudimos hacer mejor, afortunadamente nuestro cerebro puede sin problema alguno "ntnder stas csas xq d otro md jms ns ntnderiams". El golpe social hace su aparición ya que a las personas que no escriben de esta manera son tachadas de insulsas y hasta tontas.
Un tercer golpe llego de las redes sociales creadas principalmente en EU y con un lenguaje en ingles así tenemos los horrendos OMG! (oh my god! expresión de asombro) LOL (laughing out loud carcajeo) y los xoxo (donde la x es un abrazo y la o es un beso o viceversa, en una personal epifanía, a quien demonios se le ocurrió que esto era mejor que poner la hermosa palabra beso). Y de paso perdimos los signos de apertura para nuestras preguntas (¿) y para nuestras expresiones (¡).

Además de estas agresiones nuestra propia ignorancia en la escritura le dio el tiro de gracia, de esta manera los mas cínicos comentan que en facebook se vale escribir como se nos de la gana (pretexto simplista para justificar su falta de conocimiento en la ortografía) y los mas soberbios (me incluyo) creamos híper correcciones (un claro ejemplo son los vasos de agua, ¿Se toma un vaso de agua o con agua? Para infortunio de muchos lectores se toma un vaso de agua porque es una medida, piense en una jarra de agua, también es una medida, tomarse un vaso con agua en la correcta interpretación nos daría como resultado que el vaso se nos quedara atorado en la garganta).

La Real Academia de la Lengua Española ha preferido en muchos casos aceptar este desconocimiento y evitar que se sigan cometiendo faltas de ortografía cambiando las reglas, y en esta guerra perdida, desparecieron acentos en muchas palabras, se aceptaron palabras de uso coloquial (la mas conocida wey, guey o como quieran escribirlo fue aceptada por la Academia, como una manera coloquial y hasta cariñosa de expresarse y comunicarse entre personas que se saben iguales, aunque la realidad dista mucho de ser cierta, la palabra se escribe correctamente huey y es una contracción del insulto huevon una palabra nacida del caló nacional derivada a su vez de flojo y del enorme parecido de los testículos con los productos alimenticios).

Para colmo nuestros dirigentes y figuras publicas no ayudan de mucho, con la manera incorrecta de repetir todo que, además de infligir un pleonasmo se ha vuelto tan común que ha llegado hasta las mas burdas burlas, tenemos entonces expresiones como: chiquillos y chiquillas, maestros y maestras, pueblo y puebla (si, no es broma aunque lo parece si no me creen pregúntenle al Presidente Municipal de cierto lugar al sur del país)
Mas que perder la "forma correcta de escribir" hemos perdido una parte importante de nuestra identidad, ¿Que seria del mundo sin las poderosas letras de Miguel de Cervantes Saavedra, o Gabriel García Márquez?, ¿Que pasaría de nosotros sin las maravillosas letras de José Alfredo Jiménez o Álvaro Carrillo?

No querido lector esto no es un regaño social injustificado, ni una reflexión, es una realidad, el hermoso lenguaje español, nuestro español que se vale decir mexicano por tener una identidad propia ya que no se parece al que se habla en Cuba o Argentina, ese, se ha perdido y me es difícil aceptarlo como a cualquiera de ustedes, me parece bochornoso la manera en que letrados (licenciados, ingenieros y demás personas que muestran con todo descaro los Lic. e Ing.) tengan pequeños pero insultantes faltas de ortografía, demostrando nuestro enorme desconocimiento de la ortografía, y si bien tenemos miles de excusas para justificarnos no deberíamos hacerlo sino empeñarnos en que este nuestro lenguaje que ha sobrevivido por mas de 500 años sigo vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.